¿Qué es la Zoonosis?

Zoonosis es la definición para aquellas enfermedades que son contagiadas de insectos o animales hacia el hombre. Algunas de las principales enfermedades zoonóticas portadas por insectos son el paludismo, dengue, alacranismo, oncocercosis, leishmaniosis y ricketiosis, cuyos agentes son las moscas alacranes, escorpiones, pulgas, chiches y gusanos que se encuentran en la tierra y que entran al sistema humano a través de la piel. Perros y gatos pueden ser agentes de contagio de la rabia, la toxoplasmosis, triquinosis, enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y el hanta; enfermedades cuyos agentes vectores son: el perro, el gato, el cerdo, las vacas y el ratón de cola larga.

El listado de enfermedades zoonóticas es largo y el riesgo es mayor en la medida que la población humana y animal aumenta. Otro factor importante es el aumento de las mascotas en el hogar, incorporación de animales exóticos o no propios de nuestro ecosistema local y el aumento de la tenencia de animales sin los cuidados veterinarios necesarios para la prevención.

Las zoonosis tienen hoy un lugar principal en las preocupaciones de salud de los humanos. Se estima que cerca del 62% de las enfermedades infecciosas que afectan al hombre son de origen zoonótico.

La forma de contagio puede ser por el contacto directo con el animal infectado, por contacto con sus deposiciones, mediante parásitos que actúan como vehículo de las enfermedades, o por el consumo de animales enfermos.

Los más susceptibles a adquirir infecciones transmitidas por mascotas son:

  • Niños y ancianos.
  • Personas carentes de cuidados sanitarios e higiene personal.
  • Personas inmunodeprimidas de diverso origen como transplantados, pacientes oncológicos o con tratamiento esteroidal crónico, infección por VIH avanzada
  • Propietarios de mascotas que no acostumbran a desparasitarlas y controlarlos con veterinario regularmente.